Ensayo de dureza Vickers: ¿En qué consiste?

Ensayo de dureza Vickers: ¿En qué consiste?

El ensayo de dureza Vickers es un método fácil de aplicar que sirve para medir la dureza de una amplia variedad de materiales presentes en la industria. En este artículo, te explicamos en qué consiste el ensayo de dureza Vickers y para qué se utiliza.

¿Qué es el ensayo de dureza Vickers?

El ensayo de dureza Vickers es un método desarrollado en 1924 por Smith y Sandland en Vickers como alternativa al test Brinell o al ensayo de dureza Rockwell para medir la dureza de los materiales. El ensayo Vickers suele ser más sencillo de utilizar que otros ensayos de dureza, ya que los cálculos necesarios son independientes del tamaño del indentador y éste puede utilizarse para analizar una amplia gama de materiales, independientemente de su dureza.

El ensayo de dureza Vickers, también denominado método de ensayo de microdureza, se utiliza principalmente para determinar la dureza de piezas pequeñas y secciones finas, aunque no exclusivamente.

El ensayo Vickers puede utilizarse para todos los metales y posee una de las escalas más amplias entre los ensayos de dureza. La unidad de dureza que da el ensayo se conoce como número de pirámide Vickers (HV) o dureza de pirámide de diamante (DPH).

¿En qué consiste el ensayo Vickers y cómo se lleva a cabo?

El ensayo Vickers se basa en un sistema de medición óptica. El procedimiento de ensayo de microdureza, ASTM E-384, especifica un rango de cargas ligeras utilizando un indentador de diamante para realizar la perforación, a continuación, se mide y se establece el valor de la dureza.

Para realizar las pruebas en la escala Vickers se utiliza un penetrador de diamante en forma de pirámide y de base cuadrada. Normalmente las cargas son muy ligeras, oscilando entre 10gm y 1kgf, no obstante, pueden llegar hasta 30 kg o más. La forma del indentador debe ser capaz de producir impresiones geométricamente similares, independientemente del tamaño; la impresión debe tener puntos de medición bien definidos y el indentador, una alta resistencia a la autodeformación.

El método de ensayo de dureza Vickers consiste en penetrar el material de prueba con una carga de 1 a 100 kgf. La carga completa se aplica normalmente durante 10 a 15 segundos. Las dos diagonales de la hendidura que queda en la superficie del material tras la retirada de la carga se miden con un microscopio y se calcula el área de la superficie inclinada de la indentación. La medida de la dureza Vickers se obtiene, por tanto, al dividir la carga en kgf por el área de indentación en mm cuadrados.

Así funciona el ensayo de dureza Vickers. Fuente: Wikimedia Commons

¿Para qué se utilizan los ensayos de dureza Vickers?

Los ensayos de dureza Vickers han resultado ser muy útiles para la evaluación de materiales y componentes, el control de calidad del proceso de fabricación, en ingeniería forense, investigación y en el desarrollo e innovación en materiales.

Uno de los beneficios que tiene este método de ensayo es que solo es necesario un único tipo de penetrador y, además, puede utilizarse para todos los ensayos Vickers. Asimismo, también es posible llevar a cabo ensayos no destructivos, de este modo, la muestra de ensayo puede ser utilizada para otros fines.

El ensayo de dureza Vickers puede utilizarse con todos y cada uno de los materiales, desde los blandos hasta los duros, ya que el procedimiento cubre toda la gama de durezas. Se puede utilizar para ensayar en metales, cerámicas, materiales compuestos y prácticamente, casi cualquier tipo de material.

En conclusión, los ensayos Vickers se utilizan habitualmente para probar la dureza de los materiales y componentes industriales y han demostrado ser sumamente eficientes ¿Necesitas comprobar la dureza de un material? Ponte en contacto con Infinitia y nuestros expertos analizarán tu caso.

¿No quieres perderte las últimas novedades del sector? Consulta las noticias de Infinitia.

Artículos relacionados

Introduce tu búsqueda