Cómo crear el diseño funcional de un producto

Seguro que te has preguntado qué es el diseño funcional de un producto y cómo se puede elaborar, además de las condiciones que deben cumplirse para lograr una mayor eficiencia y resultado. Por lo tanto, hay que destacar que el diseño funcional es una especificación de las características del software que los usuarios finales han acordado.

En definitiva, el diseño funcional es un documento formal que utilizamos para ayudar a los desarrolladores de software a describir en detalle las capacidades, la apariencia y las interacciones previstas con los usuarios.

El diseño especifica el flujo lógico del sistema, sus entradas y salidas, la organización de los datos, las reglas de procesamiento y negocios aplicables, y cómo deberían verse los usuarios.

El objetivo principal es especificar las acciones de un sistema de una forma que permita a los desarrolladores, usuarios, partes interesadas y patrocinadores llegar a un acuerdo.

Creación de prototipados y diseño funcional

Dependiendo de la complejidad de la aplicación, se incluye un prototipado como parte del diseño funcional al ser más fácil de entender para un usuario que una descripción escrita. El prototipado, de esta manera, puede ser muy útil para traducir el lenguaje de diseño técnico en una acción comprensible.

En Infinita apostamos por la elaboración de estos prototipados con el fin de mejorar tu proyecto o hacer tangible tu idea, convirtiéndola en realidad con un diseño de producto detallado. En este sentido, las ventajas del prototipado serían la resolución de problemas de manera temprana y durabilidad, el feedback recibido por parte de los clientes, la adaptabilidad a los requisitos del usuario, la flexibilidad, el menor tiempo de desarrollo y la viabilidad.

Diseño funcional y diseño técnico

Cuando un diseño funcional ofrece los detalles de lo que debe hacer un sistema, el diseño técnico proporciona los detalles de cómo el software debe realizar las acciones. Se deben traducir las generalidades de un diseño funcional en las especificaciones de la base de datos del sistema, la programación y los requisitos de hardware y software.

Es decir, el diseño funcional determina el nuevo sistema que necesitan los usuarios y que funciona de la manera que ellos quieren. Mientras, el diseño técnico es el diseño funcional detallado para que los desarrolladores creen la aplicación.

¿Qué busca el diseño funcional?

Los objetivos y características principales del diseño funcional de un producto son los siguientes:

  • Define las especificaciones funcionales de la aplicación en términos claros con los usuarios en mente
  • Es la base del diseño técnico que hacemos en la siguiente fase
  • Muestra cómo funcionará el nuevo sistema
  • Se considera un proceso iterativo y puede resultar en una revisión de los requisitos
  • Ofrece las descripciones formales de las tareas del usuario

Cómo debe ser un diseño funcional

El documento de diseño funcional debe contener descripciones de los elementos importantes del sistema. Incluye el modelo de datos, las reglas de negocio y procesamiento, la estructura del programa, los módulos individuales y sus relaciones, los datos de entrada, las formas de ingesta, las operaciones de cada acción, el manual de los flujos de trabajo, el flujo de datos lógico del sistema, el formato de las vistas de salida o informes y cómo cumple el sistema todos los requisitos legales.

Durante la elaboración del diseño funcional, los entregables se deben tener en cuenta. Estos podrían ser los cambios de diseño, la documentación del usuario, los requisitos, la especificación lógica o el plan de prueba.

Diferencias entre el diseño funcional y el diseño estético

El diseño estético o el conceptual están asociados a la visión más creativa del producto. Antes de elaborar este tipo de diseños, es necesario que se lleve a cabo un estudio de mercado para determinar la viabilidad del nuevo producto o servicio y que se conozca al usuario, que a través de un buen diseño funcional, mantendrá el contacto con los desarrolladores, partes interesadas y patrocinadores para llegar a un acuerdo.

El diseño funcional, en comparación con el diseño estético, se basa en solucionar de forma efectiva un problema de un usuario desde el punto de vista de la función. Está claro que un producto estéticamente debe ser atractivo, ya que un producto que lo es puede ser más usado. Además, cuanto más atractivo sea un sitio web, por ejemplo, más usuarios interactuarán con este sitio y más posibilidades de obtener buenos resultados hay.

¿Cómo nos ocupamos del diseño funcional en Infinitia?

En Infinitia combinamos diferentes tipos de desarrollo para ofrecer un diseño de un producto o servicio completo y diferente. Al final, debemos tener en cuenta que la creación del diseño funcional comienza con el objetivo del producto y una declaración clara de lo que se supone que vamos a hacer con él y los usuarios.

El diseño funcional tiene relación con los clientes y usuarios, algo en lo que también se ve influido el desarrollo de un producto. La vista está puesta en ellos y, en base a sus necesidades y formas de actuar, se estructura todo lo demás. En ambos procesos, además, existe el prototipado para lograr una validación de las ideas y una mayor funcionalidad.

Desde el equipo técnico de Infinitia trabajamos en otro tipo de diseños con una visión completa. Te ofrecemos todo tipo de soluciones innovadoras en diseño de producto o servicio, así como de todas sus fases y requerimientos. Buscamos aportar un valor real a tu proyecto, además de crear un buen diseño porque es sinónimo de eficiencia y eficacia.

Queremos que tu negocio despegue y que se convierta en sinónimo de calidad y buenos resultados. Así que si necesitas saber cómo empezar o elaborar tu propio diseño funcional, ponte en contacto con nuestro equipo y cuéntanos tu caso.