¿Cómo medir el interés de un usuario por un producto? El uso de la entrevista en profundidad

¿Cómo medir el interés de un usuario por un producto? El uso de la entrevista en profundidad

Desde el equipo de Diseño Estratégico de Infinitia empleamos la entrevista en profundidad dirigida a consumidores finales con el fin de validar un concepto, una idea, o una solución, y medir el interés de estos usuarios potenciales sobre los mismos. Entendida como un método de análisis cualitativo, creemos necesario centrarnos en esta herramienta por su eficiencia y por la calidad de la información que se obtiene a través de su uso, pues, en comparación, resulta superior a la que se consigue a través de otros métodos de investigación cualitativa con costes similares.

Con un plazo aproximado de dos meses, el trabajo final consiste en entender al comprador. Según explica Javier Sanz, CEO de Infinitia: “Muchas veces se lanzan al mercado productos técnicos sin haber recibido feedback de los usuarios, lo que ocasiona una pérdida de tiempo y dinero, ya que no se consigue aportar el valor esperado y no son comprados”. La utilización de la entrevista en profundidad ahorra al cliente lanzar prototipos sin saber la aceptación que estos van a tener, pues estos se evalúan previamente con el consumidor final. Para que una idea muy desarrollada respecto a tecnologías anteriores funcione es imprescindible medir el interés del usuario”, añade Cristina Franco, Diseñadora de experiencia de usuario de Infinita.

A través de una videoconferencia o una reunión presencial, las encuestas de profundidad se pueden realizar con un simple boceto o dibujo, un prototipo, un mockup, un producto mínimo viable o MPV, e incluso con un producto real. Si entramos ya en el ámbito del tester user experience puede medirse, incluso, el interés del usuario en el formato presentado. “En este sentido, lo que se hace es ofrecer al cliente un prototipo más cuadrado, otro más redondo, otro más suave… Con esos dispositivos tangibles, se les plantea a los usuarios una serie de cuestiones que nos van a ayudar a entender su percepción y sus preferencias sobre los mismos”, apunta Franco. No obstante, y aunque esto sea un instrumento complementario, la principal intención de las entrevistas en profundidad es desvelar la motivación que tiene un usuario final al utilizar un producto de una manera u otra.

Por ejemplo, desde Infinitia queremos ayudar a un cliente a lanzar un nuevo producto que mejore la usabilidad. Para ellos, realizamos entrevistas en profundidad para ver cuál es el proceso actual del uso de éstas, qué mueve a los usuarios a emplear este producto, intentamos ver sus razones, entender qué hay más adentro. Algo parecido hemos hecho también con aspiradoras.

“En este proceso resulta importante ver las reacciones que tienen los clientes. Cuando les sacas de su contexto habitual, de su hábitat natural, y les haces plantearse el por qué de lo que hacen, llegando a  indagar en sus comportamientos y hábitos de conducta”. A veces son preguntas que no se plantean y esa obviedad abruma. Al final, de lo que se trata es de conseguir información relevante sobre una idea a tratar en un período relativamente corto de tiempo y sin utilizar demasiados recursos en ello”, precisa Paola Pequerul, Diseñadora estratégica de Infinitia.

En definitiva, desde Infinitia ofrecemos al cliente la validación de cualquier idea de proyecto o producto a partir de una conversación con el usuario final al que está destinado. Si tienes una idea y necesitas ayuda para materializarla y encontrar un destinatario, no dudes en contactar con nuestro equipo de profesionales de diseño estratégico y prototipado. Ellos te ofrecerán la mejor solución.

Artículos relacionados

Introduce tu búsqueda