El diseño de ensamblajes: una solución óptima

El diseño de ensamblajes: una solución óptima

Las técnicas de diseño de ensamblaje facilitan el montaje de un producto, de manera que reducen los costes y minimizan el número de operaciones necesarias. En este artículo te explicamos qué es ensamblar y los principios del diseño de ensamblaje.

¿Qué es el diseño de ensamblajes?

El diseño de ensamblaje es un proceso o concepto de diseño que se centra en la facilidad de fabricación y la eficiencia del montaje de un producto con un número mínimo de piezas.

Simplificando el diseño es posible fabricarlo y ensamblarlo de forma más eficiente, en el menor tiempo posible y a un menor coste, mejorando la fiabilidad y la calidad del producto.

Se trata, por tanto, de seleccionar los materiales y procesos más rentables para la producción y minimizar la complejidad de las operaciones de fabricación para facilitar el montaje de un producto. Del mismo modo, permite identificar, cuantificar y eliminar los residuos o la ineficacia en la fabricación.

Las técnicas de diseño ensamblaje pueden ejecutarse mediante procesos específicos, como el mecanizado, la fundición a presión o el moldeo por inyección y se aplican a sectores tan diversos como el diseño industrial de productos de automoción y de consumo, que necesitan fabricar eficazmente productos de alta calidad en grandes cantidades o sectores como el de la construcción, para la fabricación de losas de hormigón, columnas y vigas estructurales.

Ciertamente, se utiliza en multitud de sectores industriales para conseguir una mejora de montaje en los componentes, una funcionalidad más eficiente o corregir fallos, como por ejemplo, en el rediseño de componentes plásticos para su posterior fabricación e industrialización. A continuación, veremos cuáles son los principios en los que se fundamenta el diseño de ensamblajes.

Principios del diseño de ensamblajes

Minimizar el número de componentes

Utilizando menos piezas se reducen los costes de ensamblaje y de pedido y se simplifican el proceso y la automatización de montaje.

Diseñar para facilitar la fabricación de las piezas

La geometría de las piezas se simplifica y se evitan las características innecesarias. De este modo, los componentes se diseñan de forma que solo puedan ensamblarse de una única manera.

Minimizar el uso de componentes flexibles:

Las piezas de goma, juntas, cables, etc., deben limitarse en los procesos de ensamblajes, ya que su manipulación y montaje suelen ser más difíciles.

Diseñar para facilitar el montaje

Es preferible el uso de cierres a presión y adhesivos en lugar de utilizar formas más complejas como tornillos y tuercas. Del mismo modo, un producto debe diseñarse con componentes fáciles de localizar para ensamblar a otros componentes de forma rápida y precisa. En este sentido, realizar un diseño modular se traduce en facilidad de montaje y reducción de costes.

Uso de las mismas piezas y elementos de fijación

Puede que no sea posible reducir los elementos de fijación por completo, pero al menos hay que utilizar el mismo tipo de elemento de fijación para todo el producto. Esto no solo se aplica a un objeto o producto concreto, sino también a las piezas comunes de toda la línea de productos para crear un diseño de ensamblaje eficiente.

Eliminar o reducir los ajustes necesarios a la hora de ensamblar

Diseñar ajustes en un producto significa que existan más oportunidades de que surjan condiciones de desajuste. Igualmente, es necesario tener presente que ensamblar o desmontar los componentes no debe ser un rompecabezas.

Fijaciones

Las fijaciones convencionales suponen hasta un 50% del tiempo de montaje de un producto. Sin embargo, es posible reducir el tiempo de ensamblaje incorporando las fijaciones directamente a las piezas.

Ventajas del diseño de ensamblajes

Algunas de las principales ventajas que presenta el diseño de ensamblaje son las siguientes:

  • Aumento de la velocidad en la construcción de productos gracias al uso de elementos prefabricados.
  • Facilidad de montaje
  • Reducción de los costes del material, gastos de montaje y mano de obra.
  • Incremento de la fiabilidad al reducir el número de piezas, lo que disminuye la posibilidad de que se produzcan fallos
  • Menor tiempo de montaje, ya que transición de la fase de diseño a la de producción es lo más rápida y fluida posible.
  • Mayor calidad y sostenibilidad al utilizar un enfoque automatizado mejorando la calidad y la eficiencia en cada una de las fases del diseño y prototipado.

¿Necesitas diseñar un producto de manera eficaz? Ponte en contacto con nuestro equipo de diseño estratégico y prototipado y cuéntales tu caso.

Artículos relacionados

Introduce tu búsqueda